¿Hay que pasar nuestros ahorros a fondos conservadores cuando se acerque la jubilación?

En su libro Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común, Jack Bogle dice que, en el año 2008 y debido a la crisis financiera, decidió aumentar su porcentaje de renta fija en cartera.

Aunque sea una afirmación del padre de los fondos indexados, en esta entrada me propongo responder a la pregunta de si debemos pasar nuestros ahorros a fondos más conservadores en las proximidades de la edad de jubilación

Para ello, supondremos que una persona aplica el siguiente

Plan de ahorro

Suponemos que para cada fecha f entre el 31/12/1969 y el 31/1/1992, una persona aplica la siguiente política de inversión:

  • Durante 30 años a partir de la fecha f y en cada fecha de final de mes, esa persona compra participaciones del índice MSCI World Gross en dólares por un capital C.
  • Ese capital se calcula del siguiente modo:
    • El 31/12/1969 empieza con una inversión de 300 dólares y cada mes incrementa ese capital en el 2/12% respecto al mes anterior
  • Mensualmente, se calcula el valor liquidativo de la inversión del siguiente modo cada mes:
    • se calcula la comisión del mes como el 0,3/12% del valor bruto del índice ese mes
    • se calcula la comisión acumulada del mes y se suma a la comisión de los meses anteriores. Obtenemos una suma s
    • el valor liquidativo en ese mes es VL=(Valor del índice en el mes) – s
  • Después de esos 30 años, empieza a gastar esas participaciones a razón de 1250 dólares mensuales con incrementos del 2/12% mensual y hasta la fecha del 31/3/2022. De ese dinero, el 20% es para pagar impuestos y el resto para complementar la pensión.

Para todos los casos, supondremos que la persona inicia su inversión a los 35 años y la finaliza a los 65.

Resultados

No entramos en el detalle de cómo hemos hecho estos cálculos pero aquí tenemos los resultados.

Primer y último inversor

Fecha inicio aportacionesEdad actualTotal de meses con
consumo
Total participaciones compradasTotal participaciones gastadas
31/12/196988267400,4493,64
31/3/199265153,110,15
Primer y último inversor

Primer inversor. La primera fila significa lo siguiente. El inversor que con 35 años empezó a invertir el 31/12/1969 tiene 88 años en febrero de 2022. Estuvo comprando participaciones del índice MSCI World desde el 31/12/1969 hasta el 30/11/1999 y acumuló 400,44 participaciones. Desde entonces y hasta el día 31/3/2022 ha consumido su ahorro 267 veces. El total de participaciones que ha gastado en esas 267 veces es de 93,64 participaciones.

Último inversor. La segunda fila significa lo siguiente. El inversor que con 35 años empezó a invertir el 31/03/1992 tiene 65 años en febrero de 2022. Estuvo comprando participaciones del índice MSCI World desde el 31/03/1992  hasta el 28/02/2022 y acumuló 53,11 participaciones. Desde entonces y hasta el día 31/3/2022 ha consumido su ahorro 1 vez (a saber, el 31/3/2022). El total de participaciones que ha gastado esa vez es de 0,15 participaciones.

Inversor que terminaría antes con sus participaciones

El inversor que terminaría antes con sus participaciones es el que comenzó la inversión el 31/1/1989 y se quedaría sin participaciones a la edad de 93,8 años suponiendo que siguiera gastando las participaciones al mismo ritmo medio que hasta el 31/3/2022.

Esta suposición es una estimación al alza del gasto ya que, conforme pasa el tiempo, las participaciones suben de precio luego se necesita menos participaciones para cubrir el capital gastado.

En general, los inversores que se quedan antes sin participaciones son los que empezaron a invertir en los años 1988 y 1989. La razón principal es que:

  • Sufrieron las crisis de los años 2000 y 2008
  • No disfrutaron de las fuertes subidas del índice en la década de los 80. En efecto, en la década de los 80, el índice subió un astronómico 19,92% bruto anualizado. En la década de los 90, la subida fue del 11,96% bruto anualizado

Conclusiones

Con los datos acumulados hasta ahora, la conclusión es simple

Con nuestro plan de ahorro, no corremos el riesgo de quedarnos sin dinero en la jubilación

Por tanto, no veo necesario cambiar nuestros fondos hacia la renta fija cuando se acerque el momento de la jubilación. El único motivo para ese cambio sería el temor a la pérdida aunque los números del pasado demuestran que ese temor estaría injustificado.

Creo que la razón por la que no corremos riesgo es doble:

  • El elevado capital final que proporciona un plan de ahorro a 30 años sobre el índice MSCI World con unos gastos bajos (0,30% anual)
  • La moderada retirada de capital mensual desde el momento de la jubilación

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: